• Mar. Feb 7th, 2023

República Democrática del Congo: La minera Glencore paga 180 millones de dólares en el último caso de corrupción

PorDavid Font

Dic 6, 2022

La empresa minera Glencore, con sede en Suiza, ha declarado que pagará 180 millones de dólares (147 millones de libras) a la República Democrática del Congo para zanjar unas reclamaciones por corrupción.

El acuerdo abarca un periodo de 11 años, de 2007 a 2018.

Es el último de una serie de casos de corrupción por los que Glencore ha tenido que pagar más de 1.600 millones de dólares en multas este año.

En mayo admitió haber sobornado a funcionarios de varios países africanos, entre ellos la República Democrática del Congo.

El gobierno congoleño ha declarado a la BBC que no hará comentarios al respecto.

Las autoridades estadounidenses, británicas y brasileñas también investigaron casos de corrupción en América Latina.

A pesar de las multas, se espera que Glencore obtenga este año unos beneficios récord de unos 3.200 millones de dólares.

Ha habido varias investigaciones sobre las actividades de la minera en la RDC entre 2007 y 2018 que descubrieron pruebas de soborno.

En mayo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos declaró que Glencore había admitido haber conspirado de forma corrupta para pagar alrededor de 27,5 millones de dólares a terceros con el fin de obtener «ventajas comerciales indebidas» en la RDC, al tiempo que «pretendía que una parte de los pagos se utilizara como soborno».

Glencore posee varios activos en el país, entre ellos la mina de cobre-cobalto de Mutanda y una participación de control en KCC, un gran proyecto de cobre-cobalto.

La empresa minera dijo que el acuerdo con el gobierno congoleño cubriría «todas las reclamaciones presentes y futuras derivadas de cualquier presunto acto de corrupción» por parte del Grupo Glencore entre 2007 y 2018.

«Glencore es un inversor de larga data en la RDC y se complace en haber llegado a este acuerdo para abordar las consecuencias de su conducta pasada», dijo el presidente de Glencore, Kalidas Madhavpeddi.

En mayo, Glencore también admitió haber pagado millones en sobornos a funcionarios de Camerún, Guinea Ecuatorial, Costa de Marfil, Nigeria, Sudán del Sur, Brasil y Venezuela.

El mes pasado, un tribunal británico condenó a la empresa a pagar más de 285 millones de libras por sobornos en África relacionados con su mesa de contratación de materias primas en Londres.

En relación con la cultura que se desarrolló en Glencore, el juez Fraser afirmó que «el soborno se aceptaba como parte de la forma de hacer negocios de la oficina de África Occidental».

«El soborno es un delito muy corrosivo. Corrompe literalmente a las personas y a las empresas, y se propaga como una enfermedad», añadió.

El presidente de Glencore ha admitido que se han producido «prácticas inaceptables», pero que la empresa actual «no es la que era».

Glencore es una de las mayores empresas de materias primas del mundo, con unos 135.000 empleados en más de 35 países.

Entrada relacionada