Justicia alternativa

Desde el Colegio Barra de Abogados

“Estos mecanismos buscan la reparación del daño o acuerdos entre las partes para evitar largos conflictos en los juzgados”

Abogado Francisco J. Ramírez Román

En tiempos de pandemia siguen operando la Fiscalía del Estado (agencias del Ministerio Público) y juzgados penales. 

Existen opciones para obtener soluciones a conflictos y no perder el estado de derecho.

Hoy tocamos el tema JUSTICIA ALTERNATIVA Y SOLUCIONES ALTERNAS EN MATERIA PENAL. Éstas se pueden proponer como herramientas legales opcionales, están reguladas por la Ley de Justicia Alternativa del Estado de Jalisco y por el Código Nacional de Procedimientos Penales, respectivamente.

JUSTICIA ALTERNATIVA

Permite la solución de conflictos en centros públicos y privados regulados por el Instituto de Justicia Alternativa (IJA). Se les considera mediadores, conciliadores o árbitros que intervienen y actúan de acuerdo a la reglamentación de manera imparcial (que no sacrifican la justicia a consideraciones personales).

Pueden proponer soluciones, intervienen para facilitar la comunicación entre los mediados en conflicto, con el propósito de que ellos acuerden voluntariamente una solución que ponga fin al procedimiento.

Estos mediadores son certificados para la aplicación de técnicas adecuadas para conducir al propósito de que las partes en conflicto acuerden. Es un trámite convencional (relativo a pactar acuerdos) y voluntario (nace de la propia voluntad).

Este método suprime la necesidad de tener que acudir ante los juzgados, salvo para su cumplimiento forzoso, es decir, en caso de que no se cumpla con los acuerdos que se realizaron en el convenio, ya que todo lo pactado entre las partes, una vez sancionado y registrado el acuerdo en el Instituto, se podrá exigir su cumplimiento forzoso ante un Juez de Primera Instancia.

El convenio calificado se eleva a sentencia ejecutoriada (adquiere la calidad de sentencia firme). Todo trámite ante el IJA será voluntario, es una invitación a llegar a acuerdos de prevención o solución de conflictos.  

SOLUCIONES ALTERNAS

Los acuerdos reparatorios son aquellos celebrados entre la víctima (quien sufre un daño) u ofendido (quien ha recibido una ofensa), y el imputado (persona acusada de un delito) que, una vez aprobados por el Ministerio Público o el Juez de Control y cumplidos en sus términos, tienen como efecto la extinción de la acción penal.

Los acuerdos reparatorios procederán desde la presentación de la denuncia (notificación que se hace a la autoridad de que se ha cometido un delito) o querella (acusación presentada ante una autoridad competente) hasta antes de decretarse el auto de apertura a juicio.

Esta salida brinda una oportunidad de invitar a los interesados a que suscriban un acuerdo reparatorio de cumplimiento inmediato o diferido (que se hace en un momento o fecha posterior) en los casos que proceda.

En caso de incumplimiento sin justa causa de las obligaciones pactadas, la investigación o el proceso continuarán como si no se hubiera celebrado acuerdo alguno.

Para alcanzar estos efectos, los encargados de invitar a llegar a acuerdos son personas capacitadas  en los lineamientos del derecho y principios de Justicia restaurativa. Buscan eficaz garantía de cubrir las necesidades de las partes, escalan el conflicto para restaurar el daño verdadero y con ello ayudan a restaurar el tejido social.

Deja un comentario