La pandemia ha cambiado la vida de las mujeres empresarias

“La mujer empresaria, tras la pandemia, debe ejercer varios roles a la vez, agregando uno más: el de maestra”

Norma Montero Ríos

Las mujeres emprendedoras y empresarias de nuestro municipio han tenido que cambiar drásticamente su rutina familiar y laboral, a causa la pandemia del coronavirus.

Desde el pasado 18 de marzo ya nada es igual en su familia, su trabajo, su empresa, su comunidad, su municipio y su estado. Además, sus ingresos se han visto gravemente afectados por esta contingencia, en algunos casos porque sus actividades no son esenciales y tuvieron que cerrar; en otros, porque aun cuando son esenciales, los ingresos que generan no son suficientes para cubrir sueldos a trabajadores y gastos fijos. Es realmente una situación preocupante para todos.

Un aspecto importante que debemos resaltar y rescatar, es el desgaste físico y emocional de la madre trabajadora, de la mujer emprendedora, de la mujer empresaria, donde ahora debe ejercer varios roles a la vez, agregando uno más: el de ser “maestra” de los pequeños que se encuentran de tiempo completo en casa y deben tomar sus clases en línea. 

“Mamy, la maestra de inglés me está pidiendo realizar esta actividad y no le entiendo, debo enviarla por la plataforma y no sé cómo, necesito que me ayudes”. La pequeña María de siete años interrumpe el trabajo de Sofía, su mamá, la cual suspira  y deja su sesión virtual para atender la necesidad de su hija.

Mamá tiene muchas cosas por realizar, entre ellas, actividades de su empresa/negocio o trabajo, preparar la comida, entregar tareas de su escuela y las de su pequeña hija, supervisar tareas de su hijo de secundaria y además limpiar y mantener el orden de casa. Y así como ella, muchas más.

Nadie estaba preparado para esto, las empresas, las escuelas, las instituciones públicas y privadas, la forma de hacer negocios, la forma de interactuar dentro de las familias, han tenido que reinventarse para poder continuar, ya que no estábamos preparados tanto en recursos como en habilidades.

Es aquí donde la mujer se pregunta: ¿Dónde está la vida que promueven en las redes sociales donde debes aprovechar este tiempo de cuarentena para el descanso, la creatividad y el desarrollo de proyectos? Para las madres emprendedoras, empresarias y trabajadoras, el trabajo se incrementó.

Las adversidades son parte de la vida cotidiana, el no dejarte vencer, desarrollar las habilidades de la paciencia y la tolerancia, son puntos claves para ser más productivas.

Es aquí donde se debe sacar de las entrañas a la mujer exitosa que es, que trabaja duro y no se deja vencer ante las adversidades; si una puerta se cierra, se abre una ventana para poder solucionar los problemas que se presentan día a día.

¡Una mujer se crea a sí misma día a día y no se rinde hasta alcanzar sus sueños! 

Todos, sin lugar a dudas, ya no seremos los mismos después de esta pandemia.


*Norma Cecilia Montero Ríos

Directora de DTS, Despacho de Trabajo Social

Perito en trabajo social adscrito al Poder Judicial del Estado de Jalisco.

Jefa de la Sección de Mujeres Empresarias, CANACO Tlajomulco

Deja un comentario