A la 186 le llegó su fiestecita: por confiados, ahora ya no circulan

Dr. Aquiles Vaca Briones

Muy confiados (y abusivos) se mostraron durante muchos años los permisionarios del transporte que cubren la Ruta 186, de Tlajomulco a la vieja Central Camionera.

Creyeron que la Secretaría de Transporte del Estado nunca los metería al orden por traer placas federales y hacían lo que querían: unidades chatarra con 30 o 40 años de antigüedad, asientos rotos, agujeros en el techo por donde se metía el agua en el temporal, y auténticos cafres al volante.

Fue hasta que vieron que con camiones nuevos podían cobrar 11 pesos en lugar de los siete autorizados, cuando decidieron invertir en unidades nuevas. Pero “a toda capillita le llega su fiestecita”. La confianza que tenían en la impunidad, se volvió en su contra.

Al darle largas a la instalación del sistema de pago mediante alcancías, ya no pueden circular, con serios perjuicios para los usuarios, principalmente, pero también para los choferes y los propios permisionarios, que “se las ven negras” para cubrir la deuda de los nuevos camiones.

Y el panorama se pone peor para ellos: a la poderosa empresa River se le ve la intención de apoderarse de la ruta.

Deja un comentario