Cuáles comercios sí y cuáles no podrán abrir en la cuarentena por COVID-19

El Gobierno de Jalisco decretó la suspensión de actividades “no esenciales” a partir del 1 de abril. Gobierno de Tlajomulco comenzó con la inspección a negocios

Redacción

A partir de las 7:00 de la noche del miércoles primero de abril, los negocios dedicados a actividades “no esenciales” tendrán que dejar de operar durante un mes en el estado de Jalisco, como medida de prevención ante la pandemia mundial de coronavirus tipo COVID-19.

El plan de acción fue presentado por el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, quien especificó los criterios para clasificar los comercios.

Como “esencial” se considera toda aquella actividad laboral dentro del sector salud, tanto en el ámbito público como en el privado. En este sentido se incluyen hospitales, laboratorios, farmacias y fábricas de material e insumos para el ramo.

Los servicios que abastezcan energéticos o servicios públicos permanecerán en funciones, tales como gasolineras, gaseras, venta de agua potable y oficinas de gobierno dedicadas al suministro del vital líquido.

Está permitida la apertura de todo aquel comercio que ofrezca productos de primera necesidad para el ser humano: industrias de alimentos y bebidas no alcohólicas, mercados, supermercados, tiendas de conveniencia, abarrotes, locales o restaurantes dedicados a la preparación de comida pero sólo para llevar.

Permanecen los servicios de transporte de pasajeros y de carga, así como terminales, aeropuertos y bodegas. La producción agrícola, ganadera y pesquera. Productos de limpieza, empresas de mensajería y paquetería; servicios de televisión, telefonía e internet; medios de comunicación, funerarias y ferreterías.

En el sector público mantendrán sus puertas abiertas los centros de procuración e impartición de justicia, policías, protección civil, centros de atención para personas violentadas y la actividad en el Congreso del Estado. De igual forma guarderías, estancias infantiles y asilos.

Entre los negocios “no indispensables” que deberán cerrar sus puertas están tiendas de ropa y calzado, peluquería y cosméticos, bares, mueblerías, venta de blancos, artículos de decoración, librerías, electrodomésticos, entretenimiento y esparcimiento, entre otros.

Se reitera la prohibición de gimnasios y todo espacio público o privado para la práctica de deportes o actividad física. También los centros para eventos masivos y reuniones con presencia de más de 50 personas.

En una plaza localizada al sur del municipio, en los límites con Zapopan, el Gobierno de Tlajomulco comenzó la revisión de negocios la tarde del miércoles. Labor a cargo del departamento de Inspección y Vigilancia, con una plantilla de 52 inspectores.

Seguridad Pública colaborará en estos recorridos, según detalló el alcalde Salvador Zamora. La sanción para quien no acate la medida será la clausura del local.        

La restricción caduca el 30 de abril.

Deja un comentario