Temachtiani – Problemas económicos y COVID-19

Los problemas económicos de México crecen con el COVID-19

Por Vicente García Tejeda

México es la segunda economía más grande de América Latina,  pero su dependencia de Estados Unidos es muy grande. Este año está en puerta una crisis económica.

El Presupuesto para la Federación 2020 proyecta aumento en programas sociales, lo que a simple vista parece positivo por la desigualdad en los ingresos.

La generación de empleos formales (con seguridad social y beneficios no salariales) ha sido ineficiente, ya que continúan a la baja a pesar de ser el sostén del país; la informalidad de las empresas es uno de los problemas que están generando decrementos en los puestos de trabajo.

La economía informal, afirman los empresarios y sus cúpulas, ha ido deteniendo el proceso de crecimiento del país, debido a la irregularidad de las actividades comerciales que no están totalmente reguladas ni fiscalizadas.

Para algunas personas, este hecho daña a la economía porque se incentiva la evasión de impuestos y se vuelve competencia desleal para negocios formalmente establecidos, y se trata de corrupción y a veces delincuencia. Sin embargo, no se puede soslayar que representa una forma de subsistir ante la carente cantidad de empleos.

Gran parte del trabajo informal lo constituye el trabajo familiar, realizado en el propio domicilio o en locales rudimentarios; también aprovecha calles y plazas. Sacan el sustento del día pero no tienen la posibilidad de elevar su productividad e ingresos.

La informalidad se convierte en una solución rápida ante la desesperación de las personas por observar que cada vez más el gobierno busca hacerse de más dinero a través de los impuestos que un gran número de personas no pueden pagar. De igual manera existen empresarios y políticos que teniendo el poder económico para realizar sus obligaciones fiscales, no las hacen.

Se generan así incrementos en los impuestos aplicados o creación de nuevos impuestos para intentar elevar la recaudación fiscal, pero de una manera que no es adecuada porque perjudican a la ciudadanía y por ende a la economía.

El Gobierno de México debe buscar mejores soluciones. Retomando el comentario de que el Presupuesto de Egresos de la Federación implica erogaciones a los gastos sociales, esto no es malo, pero sí debe buscar alternativas que beneficien y fortalezcan la economía familiar de los más necesitados, sin caer en dádivas que, aunque ayuden, no es la mejor manera y aún más con los problemas de salud pública que se vienen incrementando con la pandemia del COVID-19.

Cabe destacar que los anuncios en torno a  crear bolsas económicas de apoyo al sector empresarial como microempresas es saludable, pero debe ser para aquellos que trabajan en la economía informal y que ahora han visto reducidas sus posibilidades de seguir trabajando y tener ingresos para satisfacer sus necesidades y la de sus familias.

Quitemos los obstáculos al crecimiento y actuemos para darle a nuestra economía un impulso sin precedentes.

Deja un comentario