Rubén Andrade Romero

‘‘Nos ha enseñado que la base de todo es el respeto, la disciplina y perseverancia’’

(María Fernanda Andrade Padilla)

Por: Rey Guadalupe Orozco Gallardo

A partir de su creación en el año 2001, la Banda Municipal de Tlajomulco ha estado presente en incontables ceremonias y está integrada por músicos de gran trayectoria.

Uno de ellos es don Rubén Andrade, miembro desde hace más de 16 años. Además de haber sido integrante de agrupaciones reconocidas y haber acompañado a famosos cantantes, el señor Andrade fundó la primera banda femenil de Tlajomulco “Konquistadoras de la Banda”, en 2010, contribuyendo a despejar los prejuicios hacia la mujer en la música local.

Rubén Andrade Romero nació en Tlajomulco de Zúñiga, el 30 de diciembre de 1972. Creció al lado de sus dos mamás: doña María Ascensión Romero Chitica (mamá) y doña María Félix Chitica (abuela). Durante su infancia, según recuerda, sentía admiración por aquellos músicos que alegraban las fiestas de Tlajomulco.

“Amá, yo quiero ser musiquero’”, decía Rubén, y más tarde, con tan sólo ocho años de edad, comenzó a cantar en el templo.

A sus 12 años, las ganas de ser músico le llevaron a convertirse en aprendiz del entrañable maestro don Fausto Chitica Tatengo:

“Era como una escuela, yo entraba a las 8:00 de la mañana y salía a las 6:00 de la tarde, de lunes a viernes. Le dije a mi mamá: ‘A mí, si me vas a poner estudiar, quiero estudiar la música’. Ahora agradezco al señor Fausto que me haya regalado todo ese tiempo, nunca cobró. Una vez, su hijo Tacho me presentó con sus amigos: ‘Mira, te presento al último mohicano de mi papá’, porque fui el último niño al que enseñó, ya no enseñó más’’.

En su adolescencia, Rubén Andrade comenzó a tocar en la banda de los Chirulines, con los músicos de Santa Anita y con los Hermanos Villegas. Un día, don Félix Padilla, fundador de la banda Hermanos Padilla, invitó a nuestro testigo a su icónica agrupación musical: era el signo de madurez de Andrade y motivo de asombro entre los colegas de su generación.

El discípulo de don Fausto pronto acompañó al linaje Aguilar en sus giras; tras ocho años con Hermanos Padilla, formó parte de Banda los Coyotes (Cuyutlán), después Banda Plebes (15 años de trayectoria), Flor de Lirio (Cajititlán) y Auténticos de la Banda.

Uno de los proyectos más importantes en su carrera es la creación de la primera banda femenil en Tlajomulco.

“Llegó un grupo de niñas un día, a ver si les podíamos dar clases para formar una banda, aceptamos el reto. Después de tres intentos se logra concretar el proyecto. El nombre no tiene mucha ciencia: desde un principio, les dije que íbamos a tratar de conquistar a la gente. Yo les dije: ‘quiero que las volteen a ver, pero no que digan ¡ay, mira, qué bonita muchacha! Que lo bonito lo dejen al último, que primero vean las facultades musicales’.

“Ha sido duro para que crean en ellas: gente que no las ha escuchado ni nada dice: ‘Pero son mujeres, ¿no puedes traer una de hombres?’. Las expectativas fueron superadas’’, así recuerda los inicios don Rubén, en los que no faltaron las dudas sobre sus capacidades, las burlas hacia ellas, los retos de otros músicos “para ver si aguantaban”.

El proyecto Konquistadoras de la Banda, que inició el 22 de noviembre de 2010, contempla a hombres y mujeres: María Elena Parra, Cinthia Andrade, Karen Morales, Fernanda Andrade, Tanyeli Neri y Mihyri Cabrera, las que iniciaron; América Andrade, Maricela Morales, María Ponce, Marisol Guzmán, Néstor Torres, Rubén Andrade, Edgar Martínez, Carlos Macareno, Marcos González, Martín Joya y Enrique Padilla.

Actualmente, don Rubén Andrade forma parte de la Banda Municipal de Tlajomulco, de la Banda Patronales de Francisco “El Chico” Elizalde y de Konquistadoras de la Banda.

La labor de nuestro testigo ha contribuido en abrir espacio a las mujeres dentro del gremio de músicos, en fomentar la participación y el respeto en la sociedad tlajomulquense.

“Se enfoca en los objetivos que tiene para la banda, es muy dedicado en lo que ejerce y algo exigente. Gracias a su paciencia y su dedicación hacia nosotras, hemos avanzado en nuestro conocimiento musical”, menciona la clarinetista y vocalista Fernanda Andrade.

Deja un comentario