Un grito profundo de las mujeres tlajomulquenses para el mundo

Realizan manifestación en contra de la violencia de género, en el Día Internacional de la Mujer

Por Lyliana Arévalo

“Ni una más, ni una desaparecida más”, resonaba en el Día Internacional de la Mujer por los andadores de la plaza pública de la cabecera municipal de Tlajomulco, como exigencia por parte de un contingente de mujeres tlajomulcas, quienes por muchos años se han visto violentadas sencillamente por su condición de género.

Por primera vez en la historia, mujeres de todas edades, danzantes y una banda de guerra que fortalecía las demandas con el latido de los tambores, arribaron desde las 16:00 horas para dar inicio a esta marcha pacífica.

Realizaron un pequeño recorrido alrededor del kiosco central y se ubicaron a un costado de la Casa de Cultura, para insistir con las exigencias hacia la sociedad machista y el sistema patriarcal.

Predominó el color morado como emblema de lucha por la dignidad, libertad y equidad de género. También cruces rosas con los nombres de algunas hermanas que ahora ya no están, carteles con mensajes en relación a esta causa.

Los cánticos, danzas y bailes acompañaron al contingente como vía de expresión. Después comenzaron a levantar un altar conmemorativo a todas las mujeres que han sido víctimas de feminicidio, formando un corazón con flores y veladoras, así como imágenes alusivas al empoderamiento femenino y carteles en contra del machismo y las pocas acciones de los gobiernos.

“El estado no me cuida, me cuidan mis amigas”, se protestaba en la explanada por la indignación que se tiene ante la poca importancia que el Presidente de la República ha demostrado en temas sobre violencia de género, y en su lugar atiende con prioridad la rifa del avión con la venta de “cachitos”. Algo en lo que sin importar ideologías políticas se concordaba entre las presentes.

Poco a poco personas que se encontraban por el lugar lugar se acercaban para presenciar lo que ocurría, y algunas de ellas, en su mayoría mujeres acompañadas de hijos y pareja, se sumaban al empatizar con la causa.

Luego de un par de horas de consignas, hombres y mujeres tomados de los brazos guardaron minutos de silencio alrededor del altar, honrando a todas las víctimas de cualquier tipo de violencia.

Se unieron el mismo sentimiento de lucha y fuerza para decir en el Día .Internacional de la Mujer: ya basta, exigimos respeto, aquí hemos roto el silencio “Y se oirá un grito profundo de Tlajomulco pa’ todo el mundo”.

Deja un comentario