Temachtiani – El más devoto partidario de la mujer

Por Vicente García Tejeda

El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para recapacitar acerca de los avances logrados y celebrar el valor y la grandeza de las mujeres, quienes han representado un papel clave en la historia del mundo.

En el marco de su conmemoración, debemos comprometernos a hacer todo lo viable para no hacer prevalecer los prejuicios arraigados, y apuntalar la participación y su activismo; lograr sembrar la identidad de género y el empoderamiento de la mujer

Los inicios de la conmemoración datan de 1910, cuando un grupo de mujeres de 17 países se reunieron en Dinamarca con dos motivos: fortalecer el avance en la igualdad de género y la defensa de los derechos de las mujeres; e impulsar la universalidad del voto femenino.

A petición de la política alemana Clara Zetkin se proclamó el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer.

Como resultado de la disposición acogida en Copenhague ese año, el Día Internacional de la Mujer se celebró por primera vez el 19 de marzo de 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con mítines a los que asistieron más de un millón de personas, que exigieron para las mujeres el derecho de voto y el de ocupar cargos públicos, el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.

Día Internacional de la Mujer sirve para visibilizar la desigualdad y discriminación que aún viven las mujeres en todo el mundo, así como la urgencia de hacer prácticos sus derechos, incluyendo la necesidad de eliminar las brechas existentes y que han impedido un avance significativo a reconocer la valía e importancia de la mujer, a fin de acrecentar la figura de las mujeres en puestos de liderazgo y las obcecaciones que la misma sociedad ha venido validando contra la mujer, que de ninguna manera es inferior a cualquier otro ser humano

El 8 de marzo es una fecha para unir a activistas de todo el mundo, celebrar logros y tomar medidas que ayuden a mejorar la calidad de vida de las mujeres, que les brinden mejores oportunidades en todos los ámbitos de su vida, así como el reconocimiento por lo que realizan.

Festejemos a las mujeres por su capacidad, inteligencia, perseverancia, por su aportación a la vida social, económica, política, educativa y por el gran papel que juega en la actualidad. Y más que eso admirémoslas porque a ellas principalmente les debemos la vida

Las mujeres son y han sido, para mí, el baluarte más importante en el tránsito de mi existencia.

Soy tu más devoto admirador, mujer, por tu impulso, audacia, valor, por tu inmortal entusiasmo, por tu afecto infinito. Soy tu eterno amigo, tu fan, tu más devoto partidario, tu perpetuo enamorado.

Deja un comentario