Actividad física y sus beneficios en la salud

Dr. José Daniel Ruiz Carrillo

México es el primer lugar en obesidad en el mundo y el segundo en sobrepeso, según los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición.

Los niveles de sobrepeso y obesidad en los mexicanos han venido aumentando  hasta alcanzar el 26.5 por ciento de los niños; el 33 por ciento de los adolescentes y el 71.9 por ciento de los adultos, esto debido a una alimentación inadecuada, comida baja en fibra, alto consumo de bebidas azucaradas, en combinación con la inactividad física. 

La activación física ofrece una amplia gama de beneficios para la salud, disminuye el riesgo de contraer enfermedades crónicas y muertes prematuras, aumenta la calidad de vida y contribuye al bienestar de las personas en lo emocional y psicológico. Entre los cuales cabe destacar que disminuye los eventos depresivos, la tensión/ansiedad, la fatiga, canaliza la agresividad, la hiperactividad y mejora la autoestima.

Existe un fenómeno cada vez más frecuente en México denominado el “síndrome del cansancio crónico”, derivado de los bajos ingresos económicos, que conllevan a más horas de trabajo, más estrés, menos descanso, menos momentos de esparcimiento y mala alimentación; esto es un factor decisivo al momento de querer emprender cualquier actividad física.

La frase que dice: “Se predica con el ejemplo”, tiene una estrecha correlación con la inactividad física en el ámbito familiar. Es complicado, pero no imposible, que  familias sedentarias cuyos padres no han logrado desarrollar el hábito del ejercicio  puedan poner el ejemplo a los hijos para desarrollar el gusto por la actividad física.

Existen diversos estudios sobre la relación de la actividad física con diferentes variables, desde el ámbito laboral, el ingreso económico, el sexo, entre otras. Los resultados de éstos  arrojan lo siguiente: en México las mujeres participan menos que los hombres en actividades físicas, y cuando lo hacen, lo desempeñan con menos tiempo.

Igualmente, las personas casadas y con empleo tienen  altas probabilidades de no realizar ningún tipo de ejercicio, y en cambio existe un incremento en quienes están jubilados.

La Organización Mundial de la Salud recomienda 60 minutos de actividad física diaria, de moderada a vigorosa para personas de cinco a 17 años; 150 minutos  por semana de actividad vigorosa para el grupo de los 18 a 64 años y 150 minutos por semana de actividad moderada para los mayores de 65 años.

En la Unidad de Medicina Familiar del ISSSTE en Tlajomulco se comenzarán a realizar activaciones físicas una vez por semana, a partir del 16 de marzo, en ambos turnos. La a las 9:00 horas y a las 18:00, con duración de aproximadamente 15 minutos cada una.

Las activaciones se llevarán a cabo los lunes de cada semana. Se realiza la cordial invitación para participar en estas activaciones a toda la población de Tlajomulco, sean derechohabientes o no del ISSSTE. 

Se impartirán clases de baile así como ejercicios para comenzar a fomentar estilos de vida saludables y adquirir el gusto por el ejercicio. ¡Los esperamos!

Deja un comentario