En conversatorio reflejan la realidad de las mujeres de Tlajomulco

El Gobierno Municipal organizó panel donde representantes de varios sectores expusieron sus experiencias de lucha y conquista de derechos

Maggie Urzúa

Para conocer casos de lucha y conquistas de derechos frente a situaciones adversas, el Gobierno de Tlajomulco desarrolló un conversatorio con mujeres del municipio la mañana del miércoles 4 de marzo, titulado: “Juntas paramos: Diálogos para una vida libre de violencia”.

El ejercicio fue organizado por el Instituto de la Mujer de Tlajomulco (IMT), bajo la dirección de Brenda Méndez Siordia.

Se reunieron representantes de diversos sectores para exponer sus experiencias en temas como la inseguridad, migración y refugio, discapacidad, derechos de niñas y adolescentes, orientación sexual, edad adulta y servicio público.

Jacqueline Chávez, jefa jurídica del DIF Tlajomulco, exhortó al público presente y a espectadores a entender que la igualdad de género “comienza en casa”. Consideró es importante iniciar el cambio de conciencia desde el lenguaje, educando a los niños en un entorno donde se derriben prejuicios como “llorar es de niñas”.

También señaló la relevancia de inculcarle a las mujeres desde su infancia el concepto de poder para su defensa: “Enséñenle a una niña qué es el poder y cómo usarlo”, subrayó.

La señora Cecilia Preciado relató sus vivencias negativas desde la perspectiva de la edad adulta. Conseguir empleos formales, donde no se sufra discriminación ni se padezca acoso para otras compañeras ha sido el mayor de los retos, según resaltó.

Preciado pidió que sean las propias mujeres quienes comiencen con el cambio de mentalidad, haciendo a un lado expresiones despectivas entre ellas mismas.

Oriana, una ciudadana venezolana, compartió el “calvario” soportado en su llegada a México, pues al no estar regularizada su estancia en el país le negaron su derecho a la educación universitaria y a empleos formales.

Dijo que pese a tener 18 años y un alto grado de educación, tuvo que conseguir hasta tres empleos al mismo tiempo, todos de enorme desgaste físico y con sueldos muy por debajo de los que recibían los hombres.

Pidió que las autoridades correspondientes en México dignifiquen los derechos de las mujeres inmigrantes. Con su afirmación coincidió Gisela Centeno, coordinadora de la Agenda para Personas Migrantes en la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Cany Gutiérrez y Astrid Tenorio hablaron desde la óptica de las mujeres transexuales y transgénero.

Cany dijo que después de padecer una familia llena de maltratos y machismo, se ganó el respeto de la sociedad a base de respeto. Ahora trabaja a favor de los derechos de todas las mujeres desde el IMT.

Astrid, quien pertenece a la asociación civil Impulso Trans, reveló que la presencia de mujeres trans en el trabajo sexual se debe en gran medida a la falta de oportunidades para estudiar o conseguir un mejor empleo. Llamó a los gobiernos a mejorar las políticas públicas para impedir que se sigan vulnerando los derechos.

Adelina Gómez contó las dificultades padecidas por haber nacido con sordera, en aspectos como la vida familiar y laboral. También criticó el sistema educativo mexicano, donde en el nivel básico no hay métodos para la inclusión de personas con discapacidad.

Cristian Méndez expuso el programa “Mujer Segura”, perteneciente a la Comisaría de Seguridad Pública. Remarcó que cuando alguien se sienta en peligro, debe aprender a confiar de nuevo en la Policía Municipal para levantar sus reportes.

Paulina Hernández Díaz, visitadora de la Relatoría Especializada de los Derechos Humanos e Igualdad de Género de la Comisión Estatal, invitó a las servidoras públicas presentes a crear una red de conciencia para apoyarse entre compañeras y superar juntas cualquier vulnerabilidad.

En el panel también participó la regidora Sagrario Guzmán Ureña, Anaíd Varela de la Secretaría de Igualdad Sustantiva; Isaura Matilde García, directora de la Comisión Estatal Indígena; Aída Araceli Martínez, directora de Innovación Social del Gobierno de Tlajomulco;  y las ciudadanas Yohandra Ochoa, Jessica Parra y María Guadalupe Pascual.

Deja un comentario