México, un país feminicida

Por Verónica Delgado Carrillo

De acuerdo con el informe sobre violencia contra las mujeres emitido por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno Federal, el Sistema Nacional de Seguridad Pública arroja resultados lamentables para las mujeres de Jalisco, ya que dentro de los primeros 100 municipios,  cinco de ellos se encuentran en nuestro estado. 

Guadalajara se encuentra en el número 7, Tlajomulco de Zúñiga en el lugar 20, Puerto Vallarta ocupa el 36, Zapopan 37 y Tlaquepaque en el sitio 79 de presuntos delitos de feminicidio de enero a noviembre del 2019.  Esto, a nivel nacional.

Podemos estar de acuerdo o no con el movimiento feminista, podemos pensar o sentir que el feminismo no nos representa, podemos incluso pensar que hay otras prioridades que atender antes que el tema de violencia en contra de la mujer, cuyo desenlace más terrible es el feminicidio.

Lo que como mujer y servidora pública no permitiré es que se tome distancia de esta terrible situación. Que se quiera desvalorar el movimiento solo porque no lo entendemos o porque tenemos en nuestra agenda otros asuntos que tratar.

El feminismo lucha por todas las mujeres y sus derechos.

Lo digo fuerte y claro: No se equivoquen al decir que la lucha que lleva años sobre la reivindicación de los derechos de la mujer se trata de alguna ideología política, o si es una lucha entre derecha e izquierda; o que si nos dan permiso o no de hacer un Paro Nacional para visibilizar un “día sin nosotras”. 

El tema central es que el Estado nos debe garantizar vivir dignamente sin miedo a salir a las calles, sin sentirnos vulneradas por la violencia institucional, laboral, económica, psicológica, emocional y en todas sus expresiones.

En ese sentido me atrevo a decir que México es un País Feminicida, y el Estado también.

Nacer mujer en México es ya un riesgo, porque en el país las recibimos con un panorama desolador de violencia sistemática y violación de todos sus derechos. Existen instituciones para atender esta situación, programas, mecanismos, protocolos, pero no están no están sirviendo,  porque diario siguen muriendo brutal y cruelmente 10 mujeres.

Otro dato lamentable en es que Jalisco es el tercer lugar en presuntas víctimas de mujeres de lesiones dolosas a nivel nacional, sólo por debajo del Estado de México y Guanajuato, según la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Considero urgente que todas las mujeres que tenemos la necesidad de manifestarnos lo hagamos desde lo local. Visibilizar la violencia y violación de derechos nos hace exigir a los responsables (Estado y sociedad) que nos están matando y que el silencio ya lo rompimos.

Tomé la iniciativa junto con otro grupo de mujeres a reunirnos en una manifestación y ceremonia este 8 de marzo de 16:00 a 19:30 horas en la explanada de la Biblioteca Elena Poniatowska, en la plaza pública. Para que comencemos a tomar conciencia de nuestra realidad.

Te sugiero vestir de morado que es el color del luto, llevar una veladora por todas las mujeres que ya no están con nosotras, una fotografía o algún símbolo que te represente en esta lucha legítima por defender lo que nos corresponde: ¡vivir en paz! 

Deja un comentario