Jalisco no entra al Insabi, pero sí ofrecerá servicios gratis de salud

El gobernador Enrique Alfaro anunció que el Estado no perderá la rectoría de los hospitales y centros de salud, pero garantizará atención para quienes no son derechohabientes del IMSS o el ISSSTE

Por Maggie Urzúa

El Gobierno de Jalisco garantizará el acceso universal y gratuito a los servicios de salud que administra, no se adhirió al Insabi pero consiguió un acuerdo de coordinación con el nuevo instituto federal.

Así lo anunció el gobernador Enrique Alfaro Ramírez a través de su cuenta de Facebook, posterior a la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado fin de semana a los municipios de Lagos de Moreno y Tepatitlán.

Luego de varios “jaloneos” entre el Estado y la Federación, finalmente la noche del 17 de febrero Alfaro firmó el acuerdo con el Instituto de Salud para el Bienestar, el cual dista en varios aspectos de los convenios pactados por la mayoría de entidades federativas.

De no haber continuado las negociaciones, Jalisco se habría quedado sin los 3 mil 200 millones de pesos asignados por la Secretaría de Salud federal.

Diferencias con otros estados

Las reglas de operación no están del todo establecidas, pero hay un requisito básico que ha quedado claro desde el inicio: los gobiernos del Estado que firmen el acuerdo de adhesión, entregarán la supervisión y manejo de sus centros de salud.

Es decir, el Gobierno de México sería el encargado de transferir y administrar recursos económicos, medicamentos, equipamiento, médicos y enfermeras.

Enrique Alfaro sostuvo que Jalisco no perderá la rectoría, por lo tanto el Estado seguirá administrando los edificios para la salud; y la Universidad de Guadalajara, los Hospitales Civiles.

“Planteamos una ruta específica para nuestro estado, porque la realidad del estado no es la misma que en otros(…) Con este acuerdo garantizamos que de la mano con el Gobierno Federal nos vamos a concentrar en cumplir los compromisos en materia de gratuidad de salud y de acceso universal para todos los jaliscienses”, dijo el Jefe del Ejecutivo estatal.

La adquisición de medicamentos es otro de los aspectos que quedarán exclusivamente en manos del Gobierno Federal; excepto en Jalisco, donde una cláusula permitirá a la administración estatal comprar los insumos necesarios en caso de retrasos.

“Jalisco no quiere comprar medicamentos, los compra la Federación que los compra a mejor precio y en mejores condiciones. Pero lo que estamos dejando, es una cláusula que nos permita, en caso de retrasos en la compra de medicamentos, poder salir al quite nosotros y resolver alguna contingencia”, planteó Enrique Alfaro.

El primero de diciembre del año en curso tendrá que estar funcionando al 100 por ciento el nuevo Instituto de Salud, esa fue la promesa hecha por el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina del 16 de enero pasado.

En Tlajomulco de Zúñiga el Gobierno de Jalisco administra los siguientes centros de salud: Buenavista, Cajititlán, Tulipanes en La Tijera, San Agustín, San Juan Evangelista, San Miguel Cuyutlán, San Sebastián el Grande, Centro de Atención Primaria en Adicciones “Nueva Vida”, CAISAME, Zapote del Valle, Santa Anita, Concepción del Valle, Santa Cruz de las Flores, Santa Cruz del Valle y la cabecera municipal.

En ellos operaba el Seguro Popular. Se espera que a la brevedad los antiguos beneficiarios del programa puedan recibir atención gratuita únicamente comprobando que no están afiliados al ISSSTE o al IMSS y presentando una identificación oficial.

¿Qué es el Insabi?

Llegó a su fin el Seguro Popular, en su lugar entra el nuevo instituto. Su misión es garantizarle servicios a todo ciudadano que no sea derechohabiente de instituciones de seguridad social como IMSS o ISSSTE. Será totalmente gratis únicamente en primer y segundo nivel.

La Ley General de Salud en México establece la existencia de tres niveles de atención sanitaria. Funcionan así:

Primer nivel. Campañas de promoción de la salud y prevención. Servicios prehospitalarios como traslados en ambulancia y paramédicos.

Segundo nivel. Atención con doctores y receta de medicamentos para necesidades básicas, dentro de hospitales generales. Urgencias, diagnósticos de algún padecimiento y uso de laboratorios.

Sólo estas dos vertientes serán gratuitas.

En el tercer nivel están la atención por médicos especializados, hospitalizaciones y cirugías. El artículo 77 bis de la Ley General de Salud obliga el pago de cuotas de recuperación a los pacientes, mismas que no se incluyen dentro del Insabi.

Deja un comentario