Mujer valiente Dulce María

Por Aquiles Vaca Briones

¡Qué aventada la Dulce María Sauri! Se atrevió a decir lo que muchos piensan, pero les falta el valor de expresarlo: Los mexicanos están muy agraviados por la desastrosa administración del expresidente Enrique Peña Nieto, y como el PRI es el partido que lo llevó al poder y lo apoyó en todo lo que hizo, es necesario que se disculpe ante pueblo.

La yucateca fue más allá, dijo que el PRI necesita el perdón de la sociedad para lograr la redención. Esto causó escozor, disgusto en algunos priistas que se niegan a aceptar su responsabilidad y dicen: “Yo no fui, fue Enrique Peña Nieto. A mí no me culpen”.

Pero la exgobernadora de Yucatán es sincera y franca (cualidades raras en un político) y dice que la culpa es de todos.

Para expiar sus culpas, el PRI necesita hacer un sacrificio. La ofrenda no puede ser otra que Enrique Peña Nieto y su gabinete. El cuchillo ceremonial será el repudio de los militantes.

Deja un comentario