En Tlajomulco…la puritita verdad – Paz para todos

Abraham Medina Dávalos

Recuperar los espacios públicos destinados a la recreación, educación y cultura mediante acciones entre las asociaciones vecinales y otros aliados estratégicos para construir la paz en Tlajomulco, es prioridad para la administración que encabeza el presidente Salvador Zamora.

En septiembre del año pasado, el Gobierno de Tlajomulco presentó la política pública “Espacios de Paz”, que tiene como objetivo la pacificación de Tlajomulco.

No toda acción encaminada a buscar la paz le corresponde a las instituciones gubernamentales, es por eso que es necesario contar con el apoyo incondicional de la sociedad civil.

En el municipio existen, al menos, 350 espacios que pueden ser intervenidos para rescatarlos y ofrecer esa alternativa a los habitantes, y así brindar la oportunidad de realizar actividades que abonen a la reestructuración del tejido social.

Tlajomulco tiene que ser un municipio para todas y todos, en el que se respeten sus derechos y se garantice la libertad.

La paz debe ser el principio de todo, para erradicar la violencia como forma de solución de los problemas que genera el modelo actual de desarrollo de distintas zonas del país.

La construcción de la cultura de la paz es un cambio de mentalidad individual y colectiva. La voluntad de todos los que habitamos el municipio tiene un papel importante en la construcción de los valores en las calles y en nuestros hogares.

Es fundamental generar políticas que permitan cambiar la conciencia social, y así un cambio en los valores para incidir en la erradicación de los factores que generan la violencia y así construir una cultura de la paz.

Demos la oportunidad a “Espacios de Paz” para retomar las calles, que son nuestras, de los buenos que somos más y queremos vivir el paz.

Entre todos podemos pacificar a Tlajomulco, porque Tlajomulco es nuestro, ¡es de todos!

Deja un comentario