Dirigentes locales de Morena piden que se apoye a su nuevo presidente

Dicen que al partido le urgen dirigentes reconocidos y aceptados por la base, así como una buena estructura en todo el país.

Francisco Castro

A Morena le resulta muy difícil transitar de un gran movimiento nacional que llevó a su líder a la Presidencia de la República, a ser un partido bien constituido, con una buena estructura en todo el país y un comité ejecutivo nacional fuerte y respetado.

La destitución de Yeidckol Polevnsky como presidenta nacional interina y el nombramiento de Alfonso Ramírez Cuéllar en su lugar, ha aumentado el desconcierto entre algunos militantes, a quienes molesta y preocupa que el enfrentamiento entre las máximas dirigentes, Yeidckol Polevnsky y Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional, por el poder, ha impedido la elección de un nuevo Comité Ejecutivo Nacional, de comités estatales y municipales y retrasado la preparación para las elecciones del 2021.

“Andamos como gallinas descabezadas, sin rumbo, sin saber a dónde caminar”, expresó el dirigente de uno de los grupos de militantes de Morena en Tlajomulco, al referirse al hecho de que por la prevalencia de intereses personales de las dirigentes cupulares ha sido imposible la elección de un comité nacional que dirija al partido. Además, se carece de comités municipales y, a nivel estatal, hay un presidente provisional que está en la cuerda floja y su autoridad es muy limitada porque no tiene la aceptación de todos los militantes.

Sin embargo, para algunos de los dirigentes locales del municipio, la sustitución de Polevnsky por Alfonso Ramírez Cuéllar abre la posibilidad de que por fin se lleven a cabo las ansiadas elecciones internas y puedan dedicarse a organizar la participación en las elecciones del año entrante, que son fundamentales para que el presidente Andrés Manuel López Obrador pueda culminar la transformación del país.

“Con Yeidckol no vimos que se avanzara, tuvo bastante tiempo, no se qué pasó. Más que todo ella anduvo promocionándose en entrevistas”, expresó Ruiz Castruita.

Para Rafael Ruiz Castruita, dirigente de Los Pioneros, el primer grupo de morenistas organizados de Tlajomulco, la elección de Ramírez Cuéllar es legal porque Bertha Luján, como presidenta del Consejo Nacional tiene facultades para convocar a un congreso.

Dijo que sería perjudicial para el partido que Yeidckol impugnara ante el Tribunal Electoral la elección de Ramírez Cuéllar, pues “Morena no debe permitir que transcurra más tiempo porque el 2021 está cerca y la estructura tiene que formarse, porque si no, cómo competimos con algo que está todo resquebrajado, y otra vez va a ocurrir lo mismo que en el 2018, cuando hubo mucho dedazo, mucho influyentismo, muchos ‘bendecidos’ con las candidaturas y descontento general de los militantes de base”.

También para el regidor Miguel León Corrales es legal porque se cumplieron los requisitos establecidos en los estatutos pues el congreso nacional es la máxima autoridad de Morena y todos deben apoyarlo para que lleve a cabo el trabajo encomendado en sus cuatro meses de su interinato, que es la elección de comités estatales y de un nuevo Comité Ejecutivo Nacional.

Yeidckol fue presidenta del partido en el período más importante de Morena, que fue el de las elecciones del 2018; las cuentas que da de su interinato son excelentes, se ganó la Presidencia de la República con una votación contundente y en ese proceso Morena recibió un respaldo popular tan grande que hoy lo tiene como la principal fuerza del país, pero debe aceptar que la máxima autoridad del partido eligió un nuevo presidente interino y ella, desde su posición como secretaria nacional, debe apoyar a Ramírez Cuéllar en todo lo que necesite. “Creo que sería lo mejor para todos”, expresó el regidor Miguel León.

En cambio, la regidora Isabel Palos no se pronunció al respecto. Dijo que lejos de estar preocupada por temas nacionales, está más preocupada por Tlajomulco que por lo que pueda pasar en Morena y que no está metida en temas de partido.

El dirigente Luis Gómez también se abstuvo de manifestar su respaldo a Alfonso Ramírez o a Yeidckol. Expresó que Morena debe transitar de un partido de grupos y tribus a un partido institucional y de una propuesta clara para la ciudadanía. No es posible que las pugnas entre dirigentes pongan en entredicho la legitimidad del partido del presidente de la República y de la cuarta transformación.

Deja un comentario