Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Dr. José Daniel Ruiz Carrillo

Continuando con el tema de los trastornos de ansiedad, en esta ocasión definiré el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

Se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones que aparecen de forma repetitiva y producen malestar significativo.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud,  el 2.6 por ciento de la población en México padece TOC, esto quiere decir que aproximadamente 3 millones  68 mil personas luchan contra esta enfermedad.  Desafortunadamente el 70 por ciento de la población desconoce que padece este trastorno.

Partiremos de definir que son las obsesiones: son ideas, pensamientos, imágenes o impulsos recurrentes y persistentes que suelen ser absurdos, estos provocan una intensa ansiedad, por lo que el individuo lucha por ignorarlas.

Los temas típicos recurrentes son las preocupaciones hipocondríacas, de contaminación, la duda sobre si se han hecho las cosas correctamente, la necesidad de tener orden y asimetría, el miedo a dañar a otros y la moralidad

Las compulsiones (o rituales) son actos motores (o mentales) voluntarios que el individuo siente necesidad de realizar como defensa frente a la idea obsesiva.

El inicio de este padecimiento suele ser variado, desde la adolescencia hasta la juventud, no hay diferencias entre sexos, suele darse más en solteros que en casados.

En más del 60 por ciento de los casos, existe un factor estresante como, por ejemplo, el fallecimiento de algún ser querido, problemas sexuales o de pareja, enfermedades, entre otros. 

El tratamiento de esta enfermedad requiere la  combinación de fármacos y la psicoterapia, empleando los dos tratamientos en conjunto se logra una eficacia de hasta el 75 por ciento de mejora de los casos.

¿De qué manera se puede ayudar a alguien con TOC?

  1. Acompaña a la persona a terapia, es importante tener un buen soporte familiar,  o de amistad, hacerle ver y sentir a la persona que no está sola, una vez comenzadas la sesiones animarlo a no desistir de ellas.
  2. No adoptes una actitud de confrontación para intentar modificar alguna compulsión, trata de mantener una posición de comprensión ante sus conductas.
  3. No te involucres en los rituales de las personas, podrías fomentar la conducta obsesiva.
  4. Refuerza positivamente los avances conductuales.
  5. Ayuda a establecer metas claras.
  6. Incluir al núcleo familiar directo ayudará a mejorar el ambiente familiar, en vez de discutir es importante mostrar apoyo.

Deja un comentario