La contaminación atmosférica nos afecta a todas y todos (II)

Verónica Delgado

La contaminación atmosférica pone en riesgo la competitividad y salud de los mexicanos, por lo que medir la calidad del aire en nuestras ciudades es un reto que los actuales gobiernos debemos contemplar como una prioridad.

En nuestro país hay 59 zonas metropolitanas, de las cuales 30 tienen más de 500 mil habitantes, y concentran 47.5 por ciento de los mexicanos.

De acuerdo con el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés), fundado en 1985, las áreas metropolitanas más importantes, por el número de pobladores, actividad económica y social son: Veracruz, Monterrey, Querétaro, Aguascalientes, Puebla, Tlaxcala, León, Tuxtla, Chihuahua, Mexicali, Tijuana, Guadalajara y el Valle de México.

Tlajomulco es parte del Área Metropolitana de Guadalajara y la creciente contaminación atmosférica que se ha incremetado alarmantemente en la última década afecta la salud de todas y todos, sobre todo como ya lo mencioné a los sectores más vulnerables: personas adultas mayores y las generaciones más pequeñas.

El Sistema Nacional de Salud señala que la mortalidad por enfermedad respiratoria es la tercera causa de muerte en niños y niñas de cero a cuatro años. Esto nos hace pensar que ya hay generaciones en el territorio Tlajomulquense que ya nacen respirando un aire contaminado y que nos obliga a las autoridades a emprender acciones lejos de las simulaciones o la insensibilidad de este fenómeno, para luego proponer alternativas urgentes que atiendan esta problemática.

Según el Sistema de Monitoreo Atmosférico de Jalisco (SIMAJ) en su comparativo “Calidad de aire en el AMG periodo: 2019 vs 2020”, al día 21 de enero 2020 las estaciones de monitoreo que están en el Sur: Pintas, Santa Fe y Miravalle fueron las que registraron mayores índices de partículas suspendidas que causan una mala calidad del aire.

La estación de Monitoreo de calidad del aire de Tlajomulco se encuentra en la avenida Concepción del Valle número 115. Es importante que la ciudadanía esté enterada de que existe también para coadyuvar a esta problemática la Unidad de Sistema de Monitoreo de Calidad del Aire (SIMCA) que se adquirió en la administración 2015-2018, y la cual consta de sensores que permiten monitorear los niveles de contaminación en el medio ambiente y que van montados en un auto 100 por ciento eléctrico.

Cabe mencionar que Tlajomulco es el primer municipio del país y de Latinoamérica con un sistema de esta clase que ayuda a medir en tiempo real los contaminantes en diferentes puntos de nuestro municipio.

Son nuevos los contaminantes que pueden calibrar estas unidades: PM10, PM2.5, ozono, dióxido de azufre, dióxido y monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno y VOC (compuesto volátiles orgánicos). 

Entender los orígenes de la excesiva contaminación atmosférica es una consecuencia de políticas no sostenibles en sectores como la industria, la gestión de desechos, el transporte, la quema de residuos tanto controlada como clandestina, entre otros.

Por esto, invito a todas y todos los ciudadanos a estar atentos  de las acciones que esta administración está implementando para atender la problemática que a todas y todos nos afecta, y es que es el mismo aire el que respiramos.

Desde la Comisión de Medio Ambiente y Sustentabilidad se promoverá que las organizaciones sociales, autoridades federales y locales, académicos, empresarios, y ciudadanía comencemos con un diálogo urgente para identificar las mejores alternativas, acciones, programas y normativas que contribuyan a tener aire limpio en Tlajomulco.

Deja un comentario