Geografía histórica del municipio de Tlajomulco (I)

Mtro. Octavio Guevara

La transformación geográfica de nuestro municipio nos puede conducir a la historia, para comprender los grandes acontecimientos que lo llevaron a ser protagonista principal en el devenir histórico de la región.

Como lo diría el insigne artista tlajomulquense Francisco Sánchez Flores: “No vivimos en el pasado, conservamos herencias del pueblo de México, y estamos obligados, cuando menos, a recordarlas con propiedad”.

Así el pueblo que alguna vez llevó el nombre de Santiago Tlaxomulco o San Antonio Tlaxomulco se llamaría solo Tlajomulco; Caxititlán de los Reyes o Los Tres Reyes de Caxititlán o San Gaspar de los Reyes del Lago o Los Reyes de Cajititlán se nombraría Cajititlán; San Agustín se nombró Nicolás R. Casillas; San Lucas del Lago se nombró San Lucas Evangelista; mientras que San Juan Evangelista sólo perdería el “evangelista”, quedando como San Juan; San Sebastián Tzapotepec  por San Sebastián el Grande; Santa Cruz o Zapotepeque o Thapotepec se nombró Santa Cruz del Valle.

La anterior nomenclatura de los pueblos y villas está basada en los testimonios documentales del ramo de tierras y aguas del “Archivo de Instrumentos Públicos del Estado de Jalisco” y algunas crónicas relativas al reino de Nueva Galicia e Historias que se escribieron sobre estos lugares y provincias circunvecinas a dicho Nuevo Reino de Galicia.   

En lo que refiere a la intendencia de Guadalajara en 1786-1790, los corregimientos de Tlajomulco y Cajititlán habían constituido jurisdicciones separadas. La Ordenanza de Intendentes de 1786 ordenaba que ambas fuesen elevadas a Partidos, pero en el informe de 1790, ambas jurisdicciones aparecían como un solo partido. Situación que se mantiene hasta nuestros días, en que ambas conforman la municipalidad jalisciense de Tlajomulco, al sur de Guadalajara.

Su principal parroquia fue la de Tlajomulco, en el corazón del mismo corregimiento, cuya comarca abarcaba las poblaciones de San Agustín, San Sebastián, Santa Ana y Santa Cruz, que habían constituido el corregimiento de Tlajomulco. A su vez, aunque dentro de la parroquia, los pueblos de la laguna de Cajititlán contribuían una comarca bien definida, que antes fuese el corregimiento del mismo nombre. Esta se encontraba conformada por las poblaciones de: Cajititlán, Cuescomatitlán, Cuyutlán, San Lucas y San Juan Evangelista.

En lo que comprende al Estado Libre y Soberano de Jalisco de 1823 a 1835, la jurisdicción combinada de Tlajomulco y Cajititlán se convirtió finalmente en el Partido de Tlajomulco, dada la primacía de este pueblo con respecto a su agregado.

Originalmente delimitado con los pueblos de su natural comprensión, en 1814 se propuso ampliar su jurisdicción hacia el noroeste, anexándole las poblaciones de la comarca de Ahisculco, pertenecientes al Partido de Tala.

Deja un comentario