Trastornos del estado de ánimo en épocas navideñas

Dr. José Daniel Ruiz Carrillo


Durante la temporada navideña se elevan los índices de depresión, la cual en muchas ocasiones solo es transitoria. Este trastorno del estado de ánimo se dispara por diversos factores como, por ejemplo, cuando personas hacen una valoración en cuanto a logros y fracasos de sus objetivos durante todo el año, porque recuerdan con frecuencia la ausencia de personas queridas, piensan en su situación económica, creen que la principal muestra de afecto son los regalos y se sienten mal por no poder dar o recibir lo que ellos quisieran.

Por otra parte, están los medios de comunicación arrojando publicidad en la que las familias están juntas, felices, compartiendo costosas cenas y regalos, sin embargo muchas personas se dan cuenta que su situación personal, afectiva y económica es muy diferente a los estándares que se publicitan y puede ser un factor desencadenante para comenzar con un trastorno depresivo.

Como consecuencia, durante el mes de diciembre la cantidad de pensamientos suicidas e incluso la cantidad de personas que logran quitarse la vida suele aumentar. Individuos que tienen problemas para comunicar sus afectos, sobre todo aquellos con personalidades aisladas y que no expresan sus sentimientos, o incluso aquellos con antecedentes de episodios depresivos pueden recaer más fácil en esta época del año.

¿Cuáles son los síntomas que caracterizan a la depresión?

El síndrome depresivo se clasifica por su duración e intensidad en dos:

1. Episodio depresivo mayor: que se caracteriza por una depresión de al menos de semanas de duración y;

2. Trastorno depresivo persistente: cuando tiene un curso de más de 2 años.

Los síntomas pueden ser muy variables, desde cambios en el estado de ánimo, tristeza o irritabilidad, pérdida de interés por actividades que antes producían placer, alteraciones en la concentración/atención, en la memoria, episodios de agitación o inhibición, abandono del cuidado personal, así como alteraciones del sueño, alteraciones en el apetito y en el peso, disminución del deseo sexual, e ideas relacionadas con: culpa o fracaso, desesperanza, ruina, catástrofes, ideas de muerte o suicidio.

Identificar a personas dentro de nuestro círculo social con alguno de estos síntomas y personalmente ser consciente de nuestra situación emocional es importante, para que en su momento personal médico capacitado proporcione la ayuda y orientación  necesaria, que va desde terapias con luz, medicamentos o  medidas psicoterapéuticas.

Como recomendaciones generales se aconseja salir de casa por lo menos 30 minutos diarios, hacer ejercicio al aire libre, y aumentar la iluminación del hogar o lugar de trabajo.

Deja un comentario