Tendrán agua las 24 horas del día los habitantes de San Sebastián

Redacción

El Ayuntamiento de Tlajomulco construirá líneas de conducción y dos tanques de almacenamiento

A mediados del año entrante se resolverá el problema de escasez de agua en San Sebastián el Grande y fraccionamientos aledaños. Para ello, el Ayuntamiento de Tlajomulco comprará agua al Siapa y construirá las obras necesarias para conducirla hasta la zona de San Sebastián.

Estas obras son la instalación de dos líneas conductoras y dos tanques de distribución, uno en el predio Los Naranjos y otro en las Patillas.

La primera consistirá de un ducto de 24 pulgadas de diámetro y 9 mil 500 metros de longitud desde la planta Toluquilla del Siapa, en Tlaquepaque, hasta Los Naranjos, donde se hará un tanque con capacidad de 4 mil 600 metros cúbicos. El ducto conducirá 300 litros de agua por segundo y beneficiará a una población de 130 mil 000 personas.

Esta obra ya fue asignada, el contratista está en el proceso de compra de materiales e instalación del campamento de trabajo donde se construirá el tanque de almacenamiento y distribución.

La instalación de la línea de conducción se iniciará en cuanto el Ayuntamiento de Tlaquepaque de la autorización de trabajar en su territorio. El permiso ya se solicitó y se espera que sea concedido en enero. Las obras se harán en un lapso de 120 días, informó José Julio Agraz, de la Dirección Técnica de la Dirección General de Agua Potable y Saneamiento de Tlajomulco.

Estas obras tendrán una inversión de 106 millones 300 mil pesos que se financiarán con un crédito de Banobras.

Del tanque Los Naranjos se va a tender una línea de 12 pulgadas de diámetro y 2 mil 470 metros de longitud que conducirá cien litros por segundo al tanque Latillas, que tendrá capacidad de 4,600 metros cúbicos y abastecerá agua a 43,000 personas que viven en las partes altas de la zona de San Sebastián. Esta obra está en proceso de licitación, se espera que los trabajos se inicien en enero con un tiempo de ejecución estimado en 150 días.

La línea y el tanque se construirán con recursos de PRODEP, que significa Programa de Devolución de Pago de Derechos. Este es un programa de la Comisión Nacional del Agua para devolver a los municipios los derechos que le pagan por extraer agua del subsuelo. El recurso devuelto se debe destinar a obras de optimización de redes y mejoramiento del servicio.

Deja un comentario