Clausuran carril de carreras de caballos con apuestas por falta de permisos

El predio es conocido como La agua ancha y es propiedad municipal cedido en comodato a la Asociación de Charros

José Luis Marroquín

Por realizar carreras de caballos con cruces de apuestas en un inmueble propiedad del Municipio, fue clausurado por el Ayuntamiento el predio La Agua Ancha en la cabecera municipal, la tarde del lunes 9 de diciembre, suspendiendo toda actividad que se desarrollaba en ese espacio.

La clausura del lugar se da porque no se contó con ninguna licencia municipal para dicha actividad con cruce de apuestas. Los responsables del evento tampoco lograron acreditar contar con permiso de la Secretaría de Gobernación Federal que permitiera el cruce de apuestas en competencias de carreras de caballos, informó Omar Cervantes Rivera, secretario general del Ayuntamiento de Tlajomulco.

“Recibimos una denuncia ciudadana donde nos indicaron de esta actividad en el lugar conocido como ‘El Carril de El Agua Ancha’, que no contaba con permiso para dicha actividad. Por protección de datos personales no podemos revelar su nombre de los responsables de ese evento, pero el Ayuntamiento, en el caso de juegos de azar y cruces de apuestas, no autoriza ningún permiso para estas actividades, quien lo da es la Secretaría de Gobernación, ellos a la no contar con ese permiso, no pueden contar con licencia municipal para realizar algún juego de azar, por eso se procedió a la clausura”, informó Cervantes.

Afirmó que el Ayuntamiento actúa conforme a la ley, en caso de juegos de azar deben tener su permiso de manera legal, de lo contrario no pueden operar, sean carreras de caballos, peleas de gallos o de cualquier otro índole. Se procedió a clausurar antes de que iniciaran las carreras.

La clausura va ligada con una multa económica que deberán de pagar los responsables del inmueble. El carril de El Agua Ancha es un predio propiedad del Ayuntamiento que fue entregado en 2009 en comodato a la Asociación de Charros Santo Santiago, la cual es presidida por José Ángel García Márquez.

En el comodato se establece que se da para realizar actividades de fortalecimiento de las tradiciones, charrería y labores sin fines de lucro; en caso contrario se podría rescindir el comodato y regresar el predio al patrimonio municipal.

En 2013 se clausuró el carril por la misma causa

Recurrente es el uso de carreras de caballos con cruce de apuestas sin permiso federal que se da en este carril de El Agua Ancha. En abril de 2013, el Gobierno de Tlajomulco clausuró por esas mismas irregularidades ese espacio, y permaneció cerrado durante años.

En esa ocasión se evidenció que policías municipales prestaban el servicio de seguridad al interior del carril, siendo incluso testigos del cruce de apuestas que se daba en ese espacio público ubicado a menos de dos kilómetros del Centro Administrativo de Tlajomulco (CAT).

En 2013, el entonces presidente de Tlajomulco, Ismael del Toro, informó que se procedería a anular el comodato de ese predio a la Asociación de Charros Santo Santiago por prestarse a un delito federal y violar las cláusulas de utilizarlo sólo para actividades sin fines de lucro. Sin embargo, en los hechos jamás se hizo y el predio prevalece bajo resguardo y tutela de los charros.

Prisión de hasta 5 años a quien realice cruces de apuestas clandestinas

La Ley Federal de Juegos y Sorteos señala en su artículo 12 que se impondrá prisión de tres meses a tres años y multa de 500 a 10 mil pesos, y destitución del empleo en su caso, “a los dueños, organizadores, gerentes o administradores de casa o local, abierto o cerrado, en el que se efectúen juegos prohibidos o con apuestas, sin autorización de la Secretaria de Gobernación, así como a los que participen en la empresa en cualquier forma”.

En ese mismo artículo párrafo cuatro, se añade que esa misma sanción va para “los funcionarios empleados públicos que autoricen juegos prohibidos, los protejan, o asistan a locales en donde se celebren, siempre que en este último caso no lo hagan en cumplimento de sus obligaciones”.

Esta misma ley, se describe como delito a pagar con prisión de un mes a cinco años, o con multas de 100 a cinco mil pesos, “a los que alquilen a sabiendas un local para juegos prohibidos, o con apuestas, o para efectuar sorteos sin permiso de la Secretaría de Gobernación y a los jugadores y espectadores que asistan a un local en donde se juegue en forma ilícita”.

Deja un comentario